PREMIO DE ORO A LA FIDELIDAD

Quiero rendiros un homenaje digno a todas/os mis seguidoras/os. Muchas gracias por vuestras visitas a mis BLOGS en el 2010… Os invito a llevaros este regalo para que lo colguéis en vuestros BLOGS… si así lo consideráis oportuno. Un abrazo si...eso. Pero además es un verdadero honor para mi entregárselo a quienes tan dignamente se lo han ganado, como son las personas que hacen de su modo de vida el RECICLAJERealinzando verdaderas obras de arte con el.

lunes, 19 de enero de 2009

EL CURIOSO Y TRANQUILO CARACOL

EL CURIOSO Y TRANQUILO CARACOL EXTREMEÑO.

Este caracol era de color pardo tirando a verdoso, del tamaño de una nuez y dócil y mimoso como un gato. Vivía en la parcela de mi abuela y deambulaba por ella como pedro por su casa, pero eso si con paso lento y husmeando todo lo que su entorno le ofrecía. Toda la familia adorábamos al caracol. Mi madre abría la puerta trasera de nuestra casa y sonreía al caracol.

Mi hermana no quería ir al colegio sin antes observar concienzudamente la ruta que nuestro particular caracol había seguido el día anterior, los caracoles no podrían servir como espías al dejar su rastro luminoso perceptible a causa de las babas que en el camino recorrido van dejando.

¡Yo para que os cuento! Como de peque mi familia era tan humilde que no podían permitirse el lujo de comprarme juguetes, este era el mío y lo mimaba como si fuera una parte más de mi diminuto cuerpecillo.

“El día que murió el caracol” ese día fue un día triste, muy triste para mi, ya que me quede sin el único juguete que se movía por si solo y no podía crearme lesión alguna, este no era importado de china y por tanto no corría el riesgo de contraer enfermedad alguna a causa de posibles elementos contaminantes, fue un trauma para todos.

Mi padre empezó a beber bebidas espumosas aunque el sabía que le producían unos gases tremendos, mi madre pidió el divorcio y se engancho a los culebrones del corazón de la tele, mi hermana se enganchó a los chicos y yo empecé a escribir este tipo de tonterías.

En fin que se le va a hacer a otros les da por chupar picaportes de las puertas, o a amamantarse con leche de burra, moraleja si se te muere un caracol no conduzcas ebrio ya que te quitaran los puntos las comas y la herencia dejada por tu familia. Un abrazo si eso AMIGAS/OS.

Propiedad intelectual (pero poca) de José Luis Hernández Zurdo.

1 comentario:

Manuel Ángel dijo...

Hola José Luís. Hace tiempo que sigo tu blog. Permíteme que te hermane con el mío. Mi blog es modesto y en él solo puede colocar pareados y modestos textos. Para más no sirvo, como bien dice mi contraria; si acaso para mal hacer la cama. En fin.
Me encanta este ríncón. Sus fotos y el mundo que has creado en tan poco espacio. Solo quería felicitarte por este blog y desearte todo lo bueno que se puede desear a una persona tan amante de la naturaleza y de sus amigos.
Un saludo desde Mejorada del Campo. Un loro.